Acceso



Registro de usuarios
Otros Temas Interesantes
Contáctenos
Teoría
Las ondas (III)

Hasta ahora hemos desarrollado varias nociones básicas relacionadas con las ondas, las cuales son importantísimas para poder continuar adelante. Aunque no nos lo parezca ya sabemos muchas cosas sobre las ondas, bastante más de lo que saben muchas personas. Hemos visto la mecánica del movimiento ondulatorio, particularmente en un medio físico como el agua, y hemos llegado a entender que lo que se propaga es la vibración o los impulsos vibratorios y no las moléculas del medio en que se produce la onda. Sabemos también el significado de algunos términos relacionados con ellas, como "cresta", "seno", "longitud de onda" y "amplitud".

Pero aún nos quedan por conocer algunos conceptos mediante los cuales vamos a poder comprender términos relacionados con el radioaficionado que oímos casi a diario. Nos referimos a expresiones como "frecuencia", "megahercios", "kilociclos", "megaciclos", etc. Además veremos también, aunque de manera muy básica, como podemos incluir la información sonora en una señal de radiofrecuencia y de que manera, una vez que haya recorrido su camino, podemos volver a extraerla para aplicarla al altavoz y oirla a miles de kilómetros de distancia. Para ello te invitamos a leer este artículo y los dos siguientes para sumergirte mas de lleno aún en el estudio de las ondas. ¿Te atreves?.

Leer más...
Noticias
Completo curso de electrónica y radio

Para nuestros usuarios "Premium" presentamos "Todo Radioelectronica", un excelente curso de electrónica y radiocomunicación que puede leerse facilmente, sin necesidad de poseer conocimientos matemáticos.

Se trata de un ebook PDF de alta calidad en el que encontraréis una excelente ayuda para comenzar a estudiar electrónica desde cero, sin necesidad de conocimientos previos.

Las características de esta obra la tenéis clicando en "Leer completo..."

Leer más...
Radioaficionados
Como modificar un receptor de FM para oir la VHF

"¡Aaaaaaarrrrrrgggggg!... ¡Este niño es un manazas!... ¡Se ha cargado el receptor de radio que compré ayer!.. ¡El hijo de .... lo ha "fundido" al intentar modificarlo para escuchar a la N.A.S.A.! ¿Será penco el muy ca....?"

Estas fueron las "cariñosas palabras" que me dedicó mi padre cuando, con 7 años de edad, intenté "mejorar" (por llamarlo de alguna manera) el flamante receptor de OM y OC que acababa de comprar en una famosa tienda de electrónica de mi ciudad.

La verdad es que por aquel entonces yo no tenía ni la mas remota idea de lo que hacía, como es fácil deducir. Sin embargo, hacerlo me encantaba, me atraía enormemente.

No os voy a contar las medidas que tomó mi padre para que aquello no volviera a repetirse, aunque os las podéis imaginar. Sin embargo, por muy duras que fueran, no me quitaron las ganas de continuar con mis "experimentos".

Y hablando de este tipo de "investigaciones técnicas", en este artículo os ofrecemos la posibilidad de "continuar", de forma entretenida y a la vez instructiva y segura, con la que yo inicié en su dia cuando tenía 7 años de edad. Por supuesto, ya sin peligro alguno para el artilugio que elijamos como conejillo de indias y de manera muy sencilla.

Se trata de modificar un receptor de radio, de los que con seguridad todos tenemos alguno en casa, para poder oir la banda aérea (torres de control de aeropuertos, pilotos, etc...), radioaficionados de "dos metros" (144-146 MHz) y toda la banda de VHF hasta llegar incluso a los 170 MHz. ¿Quieres conocer todos los detalles?. Clic en "Leer completo...", por favor.

Leer más...
Miscelanea
Sencillo VU-Meter a diodos LED

Lejos quedan aquellos tiempos en los que todos los medidores, y al decir todos me refiero a TODOS, estaban construidos mediante un galvanómetro y la lectura se realizaba con una aguja que parecía deslizarse al recorrer una escala graduada.

A decir verdad, para aquellos que en cierta manera somos de "la vieja escuela", los referidos medidores, midieran lo que midieran, tenían un encanto muy especial y podría decirse que sentimos "morriña" cuando los recordamos, como diría un gallego al estar lejos de su tierra y escuchar el sonido de una gaita.

Pero llegaron los diodos LED y se hizo la luz. Desde entonces, son muchos y muy variados los VU-Meters, vúmetros o medidores de unidades "VU" (del inglés Volume Unit) que se han desarrollado incorporando este componente electrónico, sobre todo usando la tecnología de la integración.

Pero en este artículo no vamos a publicar la información técnica para construir uno de estos instrumentos con los clásicos circuitos integrados UAA170 o UAA180 ni con cualquier otro. Tampoco vamos a enseñarte a conectar esas "barritas" LED con diferentes diseños. ¡Con ellas practicamente lo tienes todo hecho!.

En este artículo vamos a enseñarte como construir un VU-Meter LED con componentes discretos. ¡Dale ya al "Leer completo..." para saber más!.

Leer más...
Práctica
Soldador de temperatura controlada económico

Si es la primera vez que vas a comprarte un soldador es muy probable que te encuentres en una disyuntiva. En primer lugar, no tienes ni idea a que tipo de trabajos vas a enfrentarte y por ese motivo no te decides por una punta determinada.

Después está el tema de la potencia necesaria para el calentamiento: ¿Estarían bien 15W? ¿o quizás serían deseables 30W? ¿Prefieres a lo mejor un soldador de 60W para trabajos de cierta entidad?.

La evidente realidad es que el soldador tendría que elegirse en consonancia con el tipo de trabajo que uno vaya a realizar. Para soldaduras de componentes muy pequeños, delicados y los de tipo SMD es preferible un soldador de punta fina y de unos 15 watios. Sin embargo, si vas a usarlo para trabajos mas generales (componentes estandar, cables de conexión de cierto grosor, etc...) lo mejor sería acudir a uno de más potencia, como por ejemplo 30 watios.

Y si haces montajes que necesiten de alguna soldadura a masa localizada en la propia caja o chasis metálico del aparato que construyes, entonces lo mejor sería uno de 60 watios como poco y con un generoso tamaño de punta que permita el calentamiento de una zona amplia, de manera que esa soldadura no te salga "fria".

La pregunta que surge es: ¿no existe un soldador que permita la consecución óptima de la mayoría de los trabajos que un técnico electrónico realiza normalmente hoy dia?. La respuesta la tienes a continuación.

Leer más...
Teoría
El transformador

Corría el año 1851 cuando el físico alemán Heinrich Daniel Ruhmkorff ideó la bobina que lleva su nombre. Se trataba de un generador que permitía producir tensiones elevadísimas, del orden de decenas de miles de voltios, a partir de la corriente continua de una batería. Con ello se logró conseguir la fuente de tensión necesaria para crear diferentes dispositivos que posteriormente traerían grandes beneficios para la humanidad.

La bobina de Ruhmkorff fué utilizada, por ejemplo, por Heinrich Rudolf Hertz para la realización de sus experimentos con ondas electromagnéticas, lo que significaría los inicios de la radio. También comenzó a utilizarse en los equipos de rayos X como generador electrovoltáico de alta tensión y en los equipos telegráficos de la época. Además, la invención de Ruhmkorff se utilizó en investigaciones relacionadas con diferentes ramas de la física y de la química.

En realidad, Heinrich Daniel Ruhmkorff lo que diseñó fué el primer transformador eléctrico, ya que de lo que se trataba era de un bobinado primario con unas pocas espiras de hilo relativamente grueso por el que se hacía circular una corriente continua pulsante y de un devanado secundario con muchísimas espiras más que el primario y realizado con hilo mas fino. Por lo tanto, Ruhmkorff tuvo el privilegio de fabricar el primer transformador elevador de la historia de la humanidad. ¿Quieres seguir aprendiendo cosas relacionadas con los transformadores? Sigue leyendo, por favor.

Leer más...
Noticias
Cabo de San Vicente (Portugal)

La verdad es que pocas veces se tienen oportunidades de presenciar algo tan singular como lo que os voy a presentar hoy. Quizás es uno de los sitios más bonitos de cuantos he visitado.

Como gran aficionado a la fotografía que soy no pude resistir la tentación de cargar con mi cámara cuando iniciamos el viaje, a sabiendas de lo que me iba a encontrar. Aunque las fotos impactan, solo puede notarse la impresión que causa este paraje natural estando presente allí, de pié junto al abismal precipicio.

Pensaba que iba a disfrutar como un cosaco y así fué, hasta tal punto que cuando miro las fotos que tomé después de cierto tiempo, me invade un sentimiento muy especial y las ganas de volver de nuevo a pasar un rato de verdadero placer, respirando aquel aire natural y agreste de la Costa Vicentina, la parte más occidental y reserva natural del Algarve portugués.

Leer más...

El receptor elemental (I)

Ha llegado la hora de la verdad. Es el momento de que comencemos a entrar en el verdadero estudio de la radio. Queremos suponer que has leido y comprendido los artículos teóricos anteriores a este, ya que sin su estudio no vas a tener la posibilidad de entender lo que vamos a decir a partir de ahora. Todas las enseñanzas anteriores (ley de Ohm, teoría electrónica de la materia, teoría ondulatoria, sistemas pioneros de comunicación, etc...) te harán falta para que la lectura de este y los demás artículos que le siguen te sea amena y comprensible.

Queremos manifestar que en principio no vamos a atiborrarte de conocimientos técnicos aburridos. Comenzaremos desde lo más básico e iremos avanzando poco a poco y, en lo que se refiere a receptores de radio, lo más básico es el conocido como "radio galena". Son muchísimas las páginas de la red donde se publican esquemas eléctricos de este tipo de receptor, pero muy pocas las que explican su funcionamiento de manera entendible para la persona que tiene pocos conocimientos sobre el tema, y todavía menos las que dan instrucciones precisas de montaje e instalación. Por esta razón, nuestro objetivo es que cuando te pongas ha construir uno de esos artilugios sepas en todo momento como tienes que actuar en la práctica.

Por el artículo anterior ya conoces los bloques de que se compone un receptor básico. Partiremos entonces de aquí y desgranaremos cada uno de estos bloques, los cuales en mayor o menor medida, existen en cualquier "receptor de galena". ¿Te interesa nuestra propuesta?... ¡pués entonces sigue leyendo!.

LA HISTORIA DEL ABUELO
Por circunstancias que no vienen al caso, cuando tenía solo unos 40 dias de vida mis padres me dejaron en casa de mis abuelos maternos. Fuí acogido en mi nueva familia con un cariño espectacular. Mi abuelo se volcó conmigo, como si yo fuera su hijo pequeño.

Recuerdo que solo tenía 8 o 9 años cuando mi abuelo, muy aficionado a la electrónica, me habló del aparato conocido como "radio galena". Hasta entonces, yo solo había visto receptores a válvulas, de los que algunos vecinos se "atrevían" a dejar en manos de mi abuelo para que se los "reparara", y un poco más adelante un receptor transistorizado marca "LAVIS" que él mismo compró, para alegría de toda la familia.

Sin embargo, acostumbrado a tratar con estos receptores, los cuales había que conectarlos bien a la red de 125 voltios existente entonces en España o bién a través de pilas tipo "Leclanché" de carbono y zinc, mi sorpresa fué mayúscula cuando me dijo que un receptor de galena no necesitaba ni una cosa ni la otra, y que funcionaba de manera permanente sin ningún gasto de energía. Mi interés era enorme, ya que generalmente mi abuelo siempre me decía la verdad.

No obstante, dicho interés se convirtió en una gran expectación cuando me aseguró que juntos construiríamos uno de esos. Los ojos se me pusieron como un "dos de oros" y alucinaba en colores. Sin embargo, a pesar de los mil y un intentos de mi abuelo por hacer funcionar el invento, nunca lo logró en mi presencia. Puedo asegurarte que, con tan corta edad, aquello fué una de las frustraciones más grandes de mi vida. Pensé que jamás llegaría a oir un "radio galena", que nunca tendría uno de aquellos receptores que podían funcionar sin pilas ni corriente. Mi querido abuelo quedó profundamente decepcionado.

Mas adelante, con unos 14 años de edad, comencé a estudiar electrónica en un centro de enseñanza. El primer receptor de radio que construí fué un radio galena y... ¡¡me funcionó a la primera!!. Mi abuelo, que aún vivía, al ver aquello creo sinceramente que sintió vergüenza por no haber sido él el que me diera esa inmensa alegría. Me dió pena, mucha pena, ver el semblante de su rostro mientras a sus oídos llegaban mis gritos de júbilo.

Pero lo más interesante de toda esta historia, técnicamente hablando, es que a la sazón entendí por qué mi abuelo no había conseguido su objetivo; NO TENÍA SUFICIENTES CONOCIMIENTOS TÉCNICOS.

A pesar de la aparente sencillez de aquel montaje, los pequeños fallos cometidos, tanto en la construcción del circuito como en la instalación del sistema antena-tierra, hicieron que el éxito brillara por su ausencia.

Y eso es precisamente lo que tu necesitas, los conocimientos técnicos adecuados, para que no te pase lo mismo. Generalmente, detalles que pueden parecer irrelevantes son la causa del fracaso. Por lo tanto, presta mucha atención a todo lo que decimos y no des nada por sentado. Comencemos pues explicando como debe estar instalado el sistema antena-tierra, uno de los puntos neurálgicos de nuestro montaje.

LA TOMA DE TIERRA
Entendemos que, por la lectura de artículos anteriores, tienes claro que la transmisión inhalámbrica, bién se trate de telegrafía o telefonía, utilizan la tierra como camino de retorno. Las ondas electromagnéticas radiadas por el emisor inducen en la antena receptora unas pequeñísimas corrientes de R.F., las cuales encuentran su camino de regreso en el suelo que pisamos. Por lo tanto, es absolutamente necesario que el contacto entre el receptor y la tierra sea lo más perfecto, fiable y seguro posible. A eso es lo que llamamos una buena "TOMA DE TIERRA".

Es cierto que los que tienen más fácil hacerse con una toma de tierra de este tipo son los que viven en una planta baja y disponen de jardín. En los comercios del ramo eléctrico se venden excelentes "picas", las cuales se usan para las tomas de tierra de las instalaciones eléctricas de casas y conjuntos residenciales. Sin embargo, si quieres ahorrarte ese dinero te contaremos algo que te va a interesar.

Puedes usar perfectamente como tierra un trozo de malla de alambre, un pedazo del somier de una cama o algo parecido a estos, al que previamente hemos soldado un hilo conductor, o lo hemos conectado con una abrazadera, el cual llevaremos hasta el receptor. El trozo de malla o somier lo enterraremos y después lo regaremos abundantemente para asegurar el contacto entre él y la tierra. Interesaría mantener húmeda la zona.

Para los que no tienen la posibilidad anterior existe una solución muy simple y a la vez bastante eficaz. Usar como toma de tierra las tuberías de la instalación de agua de nuestra casa. Estas tuberías garantizan un excelente contacto con tierra, ya que gran parte de su recorrido lo hacen a una buena profundidad. Usa una brida o abrazadera para la conexión y, antes de colocarla, lija un poco la zona del tubo donde vas a realizar la toma de contacto.

LA ANTENA
Como ya hemos comentado en algún lugar, como antena puede usarse un hilo conductor aislado del suelo. Sin embargo, deberemos de seguir unos determinados patrones de instalación para alcanzar el éxito.

Para empezar es muy conveniente colocarla en el sitio más alto que podamos. De esta manera su rendimiento será máximo y la fuerza de la señal captada será excelente. Su aislamiento del suelo ha de ser perfecto pués de lo contrario, las señales captadas se derivarán al suelo antes de llegar a nuestro receptor. Nunca amarres directamente el hilo de antena a mástiles de madera pensando que la madera es aislante, ya que cuando ésta se humedece también se convierte en conductora de la electricidad. Usa algún tipo de aislador entre los mástiles y el hilo de antena. Son muy usados los llamados aisladores de tipo "huevo".

Una vez instalada la antena propiamente dicha debemos colocar el hilo de bajada. Este hilo parte de uno de los extremos de la antena y baja hacia el receptor. En los primeros años de la radio, como hilo de bajada se usaba un simple hilo de cobre con funda aislante, como los usados en instalaciones eléctricas. Había que hacer la instalación teniendo mucha precaución ya que, desde que sale de la antena hasta que llega al receptor no debe existir la menor fuga ni el más mínimo contacto eléctrico con paredes, techo o suelo. Para asegurarse de lo anterior se solían poner aisladores que lo separaban de la pared unos 10 o 15 centímetros.

Sin embargo, hoy dia puedes hacer lo propio con cable coaxial, usando su conductor central como linea de bajada y conectando la malla de dicho cable, en la parte de abajo que queda en el receptor, a la masa del mismo, que a su vez conectaremos a tierra. La malla de la parte superior del cable coaxial, la que queda en la parte de la antena, déjala sin conectar y símplemente ten la precaución de aislarla para que no toque en ningún sitio.

La bajada, cuando se usa cable coaxial, se hace mucho más sencilla. Puedes usar aisladores normales para grapear el cable por la pared, como si de cable de televisión se tratrase. Sin embargo, cuida mucho que el cable no roce con algún saliente o algún filo de la pared o el tejado que pudieran dañarlo y hacerle perder aislamiento. Recuerda que cualquier pérdida de dicho aislamiento hará fracasar el montaje.

La longitud de la antena dependerá de la frecuencia que queramos sintonizar. En nuestro caso será suficiente un hilo de entre diez y veinte metros de longitud, aunque si lo puedes poner más largo la señal captada será de más intensidad. Tendremos así una antena de las llamadas de "HILO LARGO".

Ya solo nos queda conectar tanto la linea de bajada de antena como la toma de tierra a nuestro receptor y... ¡voilà!... lo tendrás funcionando a las mil maravillas. En el próximo artículo seguiremos hablando de los componentes de nuestro receptor de galena, desde el selector hasta el detector pasando por el amplificador. No te lo pierdas... ¡te esperamos aquí, en Radioelectronica.es!.

 
C O M E N T A R I O S   
RE: El receptor elemental (I)

#1 Juan Carlos López Duque » 30-05-2016 22:48

Una historia muy emotiva la de su abuelo.
Muchas gracias por el detalle.
El JuanC++

NO ESTÁS AUTORIZADO PARA COMENTAR
Por favor, regístrate e identifícate en el sistema. Gracias.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +